Las piernas me duelen, mi cuerpo ha trabajado duro. Me siento en una silla en el balcón con la comida preparada, demasiado cansada para cualquier cosa excepto para disfrutar de la compañía silenciosa de lo que me rodea, de las vistas y de respirar el aire fresco del campo. Y en momentos así, me da […]