Hola, soy tu maravillosa menstruación.

Aunque cada mes juremos y perjuremos cuando nos viene la regla, tenemos en nuestras manos una herramienta súper potente para saber si la cosa anda bien en nuestro cuerpo a nivel hormonal. Los hombres en cambio, no tienen esa suerte. Tener una menstruación regular es síntoma de buena salud. Cuando la regla desaparece, cuando dura más de lo habitual, cuando los ciclos son más largos o más cortos de lo que deben ser, el cuerpo nos está mandando una señal a la que debemos prestar atención. Nuestro cuerpo nos avisa de que nuestro equilibrio hormonal está alterado.

¡Es una suerte ser mujer! Tenemos un recordatorio mensual para evaluar nuestros  hábitos. Desde que hice el Master de PNI, si algo va mal en mi menstruación , el aprendizaje que saco de ello es este:

“Vuelve a evaluar tus hábitos, estás haciendo algo mal”.

AitziSantosGreen

Sé que cuando leas esto, lo primero que vas a pensar es “tan maravilloso no es, ¡eh!”, pero a mí, cada día me maravilla más la perfección del cuerpo humano y su funcionamiento.

Pese a lo mal que lo hacemos todo (si, así es. Hablando en términos generales, lo hacemos fatal), comemos mal, vivimos estresados, nos movemos poco, le damos al cuerpo cosas que no le vienen bien…., el cuerpo casi siempre consigue que todo se desarrolle con normalidad. Al menos de cara a la galería, si desconocemos el buen y correcto funcionamiento de toda la maquinaria, los engranajes que no van del todo bien  se compensan con otros y el resultado es más o menos parecido al que tocaba.

Ya hemos hablado en post anteriores que para que en nuestro organismo todo se desarrolle bien, debemos gestionar bien el estrés y las emociones, comer de manera adecuada, movernos y descansar. Estamos diseñados para eso. El equilibrio hormonal se puede conseguir si prestamos atención a estos puntos. Por tanto, tengo una buena noticia para tí. Aunque ahora lo estemos haciendo mal, te adelanto que estamos a tiempo de mejorar nuestra salud hormonal.

Si queremos hacer uso de esta potente herramienta de la que estamos hablando, debemos hablar primero de lo que es una menstruación normal. Así que vamos a leer este breve resumen del ciclo menstrual:

El cliclo menstrual normal

Como sabemos, el ciclo menstrual femenino es una oportunidad de reproducción que nos ofrece la naturaleza. El ciclo empieza y acaba cada vez que tenemos la regla. De forma fisiológica, un ciclo menstrual oscila entre los 25 y los 32 días (28 días sería lo ideal), y el sangrado dura entre 3 y 5 días. Si durante los días que dura el ciclo menstrual no hay embarazo, el descenso de estrónenos y progesterona hace que “nos baje la regla” (que se produzca el sangrado), como consecuencia de una inflamación fisiológica que sirve para remodelar el endometrio del útero y prepararlo para la siguiente oportunidad reproductiva.

Las 2 principales hormonas que intervienen en el ciclo menstrual son:

La FSH (o hormona estimulante del folículo), que estimula el crecimiento y maduración de los folículos ováricos en la primera mitad del ciclo.

La LH (hormona luteinizante), que estimula la maduración final del folículo y desencadena la ovulación.

El ciclo hormonal se divide en 3 fases:

  • Fase folicular: es la fase preovulatoria. Empieza el primer día de sangrado y acaba con el pico de LH, la ovulación. Suele durar 14 días, y la hormona que se encarga de que de lugar esta fase es la FSH. Estimula el crecimiento de los folículos de los ovarios. Durante la primera fase del ciclo, el ovocito comienza a madurar y el folículo que lo contiene empieza a fabricar estrógenos, la hormona femenina que ayuda a engrosar el endometrio, el tejido que recubre la pared del útero. La fabricación de estrógenos en los ovarios es gradual, hasta que finaliza la fase folicular. Una mujer puede reconocer los elevados niveles de estrógenos por un incremento en el flujo vaginal y un descenso de temperatura corporal: la ovulación.

  • La ovulación: los ciclos pueden ser más o menos largos (un poco más abajo podrás leer factores que alteran la duración del ciclo), pero la ovulación siempre se da en la mitad del ciclo. Es la fase de mayor producción de LH. Poco después del pico de LH, se libra el óvulo, y va a la trompa de Falopio, a la espera de ser fecundado. Estas en los días más fertiles.

 

  • La fase lútea: comienza cuando termina la ovulación. Si el óviulo no ha sido fecundado, baja el nivel de estrogenos y progesterona y el endometrio se desintegra, dando lugar al primer día de sangrado. Y ahora, prestad atención a esto que os voy a contar: durante la fase lútea, se produce más actividad de la amigdala cerebral y menos del córtex frontal cingular, lo que provoca una alteración de las emociones, y un mayor riesgo de sufrir migrañas y angustia. (Hombres del mundo, entendednos, es todo fisiológico, ¡¡no nos volvemos locas cuando tenemos la regla!!).

    Si tu fase lútea es muy corta, alrededor de los 8 días, puede significar que tienes déficit de progesterona. Tendrás la regla cada 22 días aproximadamente, (es decir, ¡¡muy a menudo!!) y además esto puede generar que seas más friolera, propensa a tener angustia fácilmente, que seas nerviosa, que sufras dolores de cabeza o procesos inflamatorios relacionados con la regla…; es normal si te falta progesterona.

    Hoy en día, la solución a este problema suele ser tomar anticonceptivos, antiinflamatorios o ansiolíticos para mitigar estos síntomas, en lugar de tratar el origen del problema: mejorar la fase lútea y aumentar la fabricación de progesterona.

AitziSantosBox2

Pero, ¿por qué tengo poca progesterona?.

No existe una sola razón. Desde la PNI, yo me centraría en valorar los síntomas y realizar una correcta anamnesis de mi paciente para saber de dónde proviene el problema. Una alteración de la tiroides, un exceso de prolactina o de estrés emocional, excasez de calorías en la dieta…, son sólo algunas de las causas que pueden ocasionar ciclos cortos o alterados.

Aquí te dejo algunas de las causas por las que puedes estar sufriendo un déficit de progésterona y tus ciclos estén alterados:

  • El exceso de prolactina también se asocia a un cuerpo lúteo insuficiente. Los síntomas típicos de una prolactina alta son: muchas ganas de llorar, emocionarse fácilemente, sensibilidad mayor en los pezones los días previos a la menstruación…

    Puede ser ocasionado por estrés social, una ruptura sentimental, una pérdida, dormir poco… Al aumentar la prolactina, la FSH baja y hace que no te baje la regla de forma regular, que tengas pocas menstruaciones a lo largo del año o que produzcas menos progesterona y como consecuencia, tus ciclos sean más cortos.

    Para reducir la prolactina es esencial, reducir el estrés.

  • La escasez de calorías o un gran gasto calórico por exceso de actividad física puede provocar amenorrea (falta de regla) o que tengas un ciclo corto debido a un cuerpo lúteo deficiente y a un déficit de producción de progesterona.

  • El estrés emocional cuando se convierte en crónico puede provocar amenorrea o un ciclo menstrual corto, debido principalmente a un cuerpo lúteo deficiente y a una falta de producción de progesterona.

    A menudo, las preocupaciones diarias, descansar mal, exceso de autoexigencia, pueden derivar en estrés emocional, ya que nos llevan a fabricar más cortisol. El tipo de mujer que sufre alteraciones en la menstruación por esta causa, suele ser muy perfeccionista, autoexigente, se cuidan mucho, se preocupan por su salud y su imagen, hasta tal punto que se convierte en una obligación y por tanto, una gran decepción si un día no cumplen con su plan perfecto. El poder de la mente es impresionante, pero el cerebro no distingue entre un estrés y otro, y preocuparse por estas cosas también significa fabricar cortisol. Ser muy estricta con un tratamiento, con la dieta, con los entrenamientos, pueden ser factores clave para que muchas mujeres presenten falta de progesterna y tengan un ciclo corto.

  • Síndrome de Ovarios Poliquísticos: el desorden endocrino más común entre las mujeres en edad fértil, puede ser la causa de la falta de progesterona.

  • Un déficit de progesterona por déficit de nutrientes: a nivel nutricional, hay ciertos nutrientes muy necesarios para su producción. En términos generales te diré que incrementes tu ingesta en vitaminas del grupo B, especialmente la B6, en Omega 3, en antioxidantes y en Zinc, cuyo déficit puede ser causa de baja producción de progesterona y optimices los niveles de colesterol, porque a partir de él fabricamos la progesterona. Con niveles inferiores a los normales, no fabricarás lo suficiente.

  • Etc….

Siempre, sea cual sea el origen, resulta importante reconsiderar aspectos relacionados con el estilo de vida para mejorar la función del cuerpo lúteo y garantizar una óptima producción de progesterona.  Los principales: realizar actividad física, comer comida “de verdad”, gestionar bien las emociones y el estrés.

Aitzi blog 123p

Así que la próxima vez que te baje la regla, evalúa si todo ha ido como debe, y valora si hay algo de tu día a día que puedas mejorar para ayudar a tu cuerpo a sentirse  mejor. Si tu máquina perfecta no ha funcionado bien, algo estás haciendo mal.

Espero que te haya gustado y hayas entendido la explicación en términos generales. Comparte este post con esa amiga que siempre tiene las reglas locas, y ayúdale a que su cuerpo funcione como debe.

¿Te ha parecido interesante? ¿Qué te parece si en el próximo post hablamos sobre si son o no son normales los dolores premenstruales? ¿Y sobre la función de los estrógenos?

¡Espero tus comentarios!

By Aitzi Santos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s