¿Cómo fue tu primera vez?

Creo que es algo común a todos los crossfiteros, o al menos a todos los frikis crossfit adictos como yo, y es que nos pasamos el día hablando de ello.

Es así. No conozco a alguien que haga crossfit y no lo cuente. Debe de ser por eso de la exagerada adicción que nos crea. Y como le digo a mi ama ( así es como le llamamos a las madres en el País Vasco ), “algún vicio hay que tener”, así que mejor que sea deporte, ¿no?.

Y con esto del Crossfit, como con otras muchas cosas que generan tanta expectación, dimes y diretes  y movimiento de masas, ocurre que hay gente que lo ama y gente que no lo ha probado aún.

IMG-20170426-WA0026
Fotografía de Jon Diez Beldarrain en Red Grizzly Crossfit

Hace unos días mantuve una entretenida conversación con una persona de las del segundo grupo. No entendía cómo puede uno ponerse fuerte y en forma si casi todos los días haces algo de pierna, si casi todos los días ejercitas los hombos, si casi todos los días acabas con la camiseta empapada de sudor… Al igual que otros muchos, era de los que opinaba que “no será para tanto eso del Crossfit”.

Hoy ha sido su primera vez. Y aunque aún no ha podido comprobar todas las virtudes del bien llamado  deporte del fitness, al menos ya piensa que eso del  Crossfit “SI es para tanto”.

IMG_0865ap

Porque una cosa hay que dejar clara cuando hablamos de la primera clase de Crossfit. Da igual el deporte del que vengas, da igual lo en forma que pienses que estás: vas a sufrir y a disfrutar a partes iguales, vas a salir de la clase con las piernas temblando y vas a tener agujetas para acordarte de tu primera vez durante una semana.

Así salí yo de mi primera clase. Lo recuerdo como si fuera ayer. Era viernes a la tarde y fui a Crossfit Bilbao a probar eso del Crossfit. ¿Y sabéis qué WOD fue mi primero?

¡¡¡CHELSEA!!!

wod-chelsea-crossfit-health-exercise-crossfit-pinterest
Cada minuto, durante 30 minutos realizar 5 dominadas, 10 flexiones y 15 sentadillas.

Menos mal que en aquel momento no sabía lo que era, y me enfrenté a ello con un “bueno, no será para tanto esto del Crossfit”.

30 minutos después, mis canillas temblaban con el corazón desbocado aún y sólo podía pensar  “¿¡acabo de hacer casi 450 sentadillas!?”. Pese a que en aquellos momentos mis squats no rompían el paralelo, las push ups las hice con apoyo de rodillas y las pull ups las escalé con remo en anillas, tuve todos los síntomas que tiene cualquier principiante que se precie: temblor de piernas y de brazos,  agujetas como nunca antes y la extraña sensación de “¿qué ha ocurrido ahí dentro y por qué quiero volver ya?” .

 

IMG_9188a

Y desde entoces hasta ahora, aunque a veces nos parezca que no avanzamos, que no mejoramos nada y que estamos estancados, han pasado muchas cosas. Entre ellas, mis sentadillas son profundas y preciosas, y mi último Chelsea fue hace tan solo 2 días y esta vez lo “sufrí y  disfruté” en RX.

 

 

 

 

 

¿Cómo fue tu primera vez?  ¿Qué recuerdo guardas de tu experiencia?

 

 

 

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s