Érase una vez… Me gustan las historias que empiezan así. Porque aunque no lo creas, aún quedamos las que seguimos creyendo en los cuentos de hadas y en las historias de superhéroes. Esas historias con un bonito inicio, un complicado entramado con inconvenientes y con sobresaltos y un final feliz!!